"No te lleves más que tus fotos, no dejes más que huellas".

Buenos días a tod@s, 

¿Qué tal habéis amanecido? Va que lo que más cuesta es salir de la cama el lunes... pero luego el resto de días fluyen como el agua. ¡A TOPE!

Esta última semana hemos viajado hasta Asturias, una visita obligatoria si nunca la has estado allí. Fabada, sidra, quesos, embutidos... Una maravilla oye.

Hemos aprovechado para tirarle unas cuantas fotos a nuestro modelo Anubakar, que se ha venido con nosotros, esperamos que os gusten.

Peeeeero antes, ahora que tengo vuestra atención, nos ponemos serios un minuto.

En el viaje conocimos a distintas personas que trabajan de la forma más artesanal que existe. Mientras te están explicando como funcionan, tu mente está cortocircuitando porque en ningún momento de tu vida te imaginarías poder trabajar así.

Hay un queso Asturiano que ganó el Record Guinness del queso más caro del mundo, subastado por 20.500€, en 2019. El queso Teyedu (Cabrales). Bien, después de ver el trayecto que hacen las personas que trabajan en su almacén, que es una cueva, a 1100 metros de altura, y las condiciones tan "rudimentarias" que emplean para desempeñar su labor, Te planteas que 20.500€ es poco.

(Para ser un poquito mas gráficos, el acceso a la cueva es un sendero que solo conocen ellos, inexistente de señalización. Largo, largo nivel dos horas subiendo la ladera de una montaña, repito, sin sendero señalizado; y angustioso, pero al mismo tiempo increíblemente bello).

También tuvimos el honor de conocer las instalaciones de una quesería en Ávila, ganadora de unos cuantos Cheese World Awards. En esta ocasión vivimos la ambición de unos hermanos por aprovechar un ganado del que disponían, no explotándolo, sino dándole la vida que querríamos a cualquier animal doméstico.

Con esto nos referimos a que cuando aún tenían 350 cabras, todas tenían nombre. Imaginad el cariño que les tienen. A día de hoy, cuentan con más de 650 cabras y un negocio pequeño, humilde, que poco a poco va creciendo, pero que el principal interés es darles calidad de vida a sus materias primas, y cuidarlas porque se lo deben todo a ellas.

 

Todo esto lo publicamos porque la materia prima y la mano de obra artesanal es lo más fuerte que tenemos en nuestro país. Intentemos confiar en nuestras posibilidades, ¿por qué reclamar trabajo fuera cuando hay infinitas personas aquí con ganas envidiables de trabajar?

Por otro lado, ya que somos excelentes en estos campos, forcemos al sistema para que realmente le de el valor que requiere esta labor, pues los medios rudimentarios aparte de ralentizar la producción, puede ser a la larga perjudicial para la salud de cualquier persona. Valoremos el trabajo de todas estas personas y no los denigremos.

 

Bueno después de este pequeño inciso, os dejamos las fotos.

¡Esperamos que os gusten!

 

 

 

 

 

 


Compartir esta publicación


x